deporte y sida

Puedes ser portador del VIH y competir al máximo nivel

Casos de deportistas con SIDA

El COI reparte condones durante los Juegos Olímpicos para prevenir el contagio

Puedes ser deportista, puedes ser portador del VIH y competir al máximo nivel. No existe razón alguna para prohibir a un deportista seropositivo participar en competiciones. Su rendimiento es el mismo, mantiene las mismas cualidades que antes de contraer el virus y las únicas medidas que debe tomar son las mismas que las de cualquier otra persona: prevención.

El Comité Olímpico Internacional ya hace tiempo que trabaja para prevenir el SIDA entre los deportistas. Una de las medidas más lógicas, básicas, pero a la vez curiosas es la de repartir preservativos en la Villa Olímpica, lugar de residencia de los atletas durante los Juegos Olímpicos. De hecho, en Río de Janeiro, ciudad que acogió los últimos, la organización repartió 450.000 preservativos, un total de 42 condones por deportista.

La mayoría de los casos de deportistas infectados datan de los años 80 y 90 del siglo XX. Eran años en los que las personas se contagiaban por desconocimiento. Los deportistas, especialmente, se creían inmunes al virus por ser jóvenes y estar en buena forma, pero el caso de Magic Johnson cambió por completo esta percepción.

El 7 de septiembre de 1991, Earvin Johnson Jr. anunció que padecía SIDA. Su caso conmocionó al mundo. Ayudó a concienciar a millones de personas. No fue el primero, tampoco el último. Sí es, seguramente, el caso más mediático. Él lo superó con éxito, tan solo unos meses después estaba en Barcelona, disputando los Juegos Olímpicos e integrando uno de los mejores equipos de la historia del baloncesto, sino el mejor, el Dream Team.

El ganador de Wimbledon Arthur Ashe; el jugador de béisbol Glenn Burke o el de fútbol americano Jerry Smith, además del futbolista Gérson Da Silva o el piloto de NASCAR, Tim Richmond, son algunos de los deportistas que durante los 80 y 90 enfermaron y murieron debido al virus.

Hay otros ejemplos de deportistas que la superaron, como Greg Louganis, que es considerado el mejor saltador olímpico de todos los tiempos; o Eduardo Esidio, futbolista brasileño. Estos atletas, en la actualidad, se dedican, de una u otra forma, a advertir de los peligros y a concienciar de la importancia de hacerse pruebas de sangre. Y es que una de las razones que explican por qué esta enfermedad sigue vigente en nuestras vidas, es porque muchos la infravaloran porque es tratable, ya no hay tantos casos de muertes, aunque sí aumentan los casos de infectados.

Author: Alejandro Criado

Redactor d’esports a Terrassa y a Sabadell. Parlo de fútbol internacional a Fútbol Maps (@futbolmaps). Em podeu trobar tant a Twitter com a Instagram: @criadovalverde

Deixa un comentari

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada